Tatuaje sobre escoliosis - Formación Twotattoo - Cursos de Tatuaje en Sevilla
Trabajo de tatuaje reparador para disimular una escoliosis
Escoliosis y tatuaje, desviacion de espaldas y tatuaje
20930
post-template-default,single,single-post,postid-20930,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Tatuaje sobre escoliosis

Tatuaje sobre escoliosis

Conseguir disimular una desviación de columna, consecuencia de una escoliosis, mediante un tatuaje es algo extraordinario, pero resulta aún más excepcional y satisfactorio si el trabajo lo realiza uno de los alumnos que han pasado por nuestro centro de formación.

Con gran orgullo tengo que decir que esta alumna se trata de Marta Madrigal, mi hija. Ella es graduada en Ciencias del Deporte y hace su vida en Francia, Toulouse, junto a su pareja. Hace años sufrió una lesión en la rodilla y al cabo del tiempo tuvo que pasar por quirófano para operarse un ligamento. Durante el periodo de rehabilitación coincidió con el primer curso de tatuaje realizado por Twotattoo Formación, celebrado en diciembre de 2016 y decidió entrar en este mundo mientras se recuperaba.

Pero ni ella misma esperaba que le enganchase tanto el tatuaje. Investigó en varios estilos, practicó con todas las agujas que le fue posible e hizo prácticas con lineas, grises y color. Se quedó con el equipo con el que trabajó durante el curso y de regreso a Francia hizo su primer pedido de material. No le faltó gente para hacer sus primeros tatuajes sobre la piel, primero Marine, después su pareja,  sus amigos y continuó con los amigos de sus amigos…

En estos meses ha logrado una evolución en sus trazados hasta lograr delicados trabajos y tan espectaculares como este que vamos a mostrar. La propia cliente, Marine, cuenta en primera persona su experiencia, por qué decidió hacerse este tatuaje. A continuación Marta nos cuenta el proceso de ejecución de este trabajo reparador.

Enhorabuena a las dos, tanto por el trabajo realizado como por el resultado!!!!

 

Lo más importante es amarse a uno mismo

 

Todo el mundo tiene complejos, algunos son más fáciles de ocultar que otros. Pero la realidad es la siguiente: cuando se tiene un complejo, es imposible pasarlo por alto, pese a las palabras de los familiares que están tratando de tranquilizarnos. Para que me entendáis  mejor, os voy a contar mi historia.

 

Nací con una escoliosis, y a lo largo de mi infancia fui seguida por médicos especialistas.

Con los 11 años la escoliosis se agravó, por lo que los médicos me dijeron que tenía que llevar un corsé. Lo llevé durante 5 años (3 años sólo por la noche y 2 años 22h por día). Usar un corsé durante el período de la adolescencia, una época en la que empezamos a prestar atención a las miradas de los demás, un momento en que empezamos a construirnos mentalmente y formarnos físicamente… No voy a mentir: no he podido disfrutar de mi adolescencia como debería, y este fue uno de los períodos más oscuros de mi vida.
Una vez completado mi crecimiento, los expertos me dijeron que ya no necesitaba usar más el corsé. Fue una LIBERACIÓN. Pero no por mucho tiempo.

 

De hecho, pensé que finalmente podría vestirme como quería, hasta que me probé un vestido en una tienda en la que había espejos colocados de forma que permitía ver todas las partes del cuerpo y, en particular… la espalda. Nunca me había dado cuenta de que mi espalda no estaba derecha, no era como las espaldas “de todo el mundo.” Fue a partir de ese día que empecé a prestar atención a mi espalda y a seleccionar y adaptar mi ropa en función de ella.
Una pregunta me pasó por la cabeza a los 16 años: podría un tatuaje ocultar mi escoliosis?
La vida hace a veces que conozcas a personas que cambiarán tu vida, y eso es lo que me pasó.

 

Y es sobre todo gracias a mi hermano y su decisión de trasladarse a España hace dos años. Este viaje le permitió conocer a una persona excepcional: su novia y lo más importante, la hija de Manu. Gracias a ella he podido realizar, dentro de mis estudios, una práctica en Twotattoo. Sumergida en el mundo de los tatuajes, he tenido la oportunidad de descubrir el maravilloso trabajo que Manu realiza, especialmente en los tatuajes reconstructivos. Así que aproveché la oportunidad para hablarle de mi proyecto, quien me tranquilizó y me dijo que este proyecto era totalmente factible. Lo único que me faltaba era atreverme a dar el gran paso….
Tras esto volví a Francia, continué mi vida, mis estudios y el resto. La idea seguía ahí, pero la oportunidad ahora estaba más lejos.
Dos años más tarde, el destino trajo a Marta y a mi hermano a Francia. Marta tiene el don, aprende rápidamente y tiene un corazón de oro. Después de confiarle mi cuerpo para su primer tatuaje en la piel, descubrí los hermosos tatuajes que era capaz de hacer y lo bien que se le daba.
Era el momento. Ella me conocía y sabía hasta qué punto estaba acomplejada por mi espalda. Cuando le hablé de mi proyecto, se volcó aún más en él que yo, algo que realmente me tocó bastante. Reflexionamos juntas sobre distintas posibilidades, pero cuando me mostró el fruto de su imaginación, me conquistó y definitivamente me hizo decidirme.
Ella no perdió el tiempo para encontrarme un hueco y darme una cita.
Llegó el gran día… Antes de que Marta me pusiera el transfer, admiré mi espalda “desnuda” una última vez (y como siempre, con repugnancia).

 

El tatuaje duró casi 10 horas y media. Os aseguro que durante esas horas el tiempo me pareció tan largo pero al mismo tiempo tan corto… Estaba en muy buena compañía. El tacto de la aguja en mi piel nunca ha sido tan “agradable”. Cada vez que las agujas me tocaban me imaginaba el resultado final, ¡estaba tan impaciente!
Cuando descubrí mi espalda tatuada, sentí que mi corazón latía con fuerza y las lágrimas se me saltaron. Ahora que escribo estas palabras, vuelvo a tener los ojos vidriosos.

 

Ya está, aquí comienza otra vida, una vida en la que finalmente ya no me avergonzaré de mostrar mi espalda. Otra vida donde por fin podré aceptarme y sentirme mejor en mi piel.
Este artículo me permite dar una vez más las gracias a Marta, pero todos los “gracias” del mundo nunca serán suficientes.

 

Marta, gracias a ti tengo la impresión de ser una nueva yo.
Aunque aún tema la mirada de los otros, hoy estoy seguro de una cosa: que no lo hice por los otros, sino por mí. Y es la mejor decisión que he tomado.
Los tatuajes pueden hacer milagros y puede ayudar a la gente a aceptarse.

Señoras y señores tatuadores, sean conscientes del poder que tienen.

 

Proceso de creación

 

Mi padre adora hacer tatuajes reconstructivos y covers, y creo que de tal palo tal astilla.

Como Marine cuenta en su relato, ella siempre había estado acomplejada con su espada a causa de una severa escoliosis, por lo que ya había hablado con mi padre sobre cubrírsela o escondérsela de alguna forma. Sin embargo, en esa época yo aún no había empezado a tatuar. Es por eso que en cuanto empecé, tuve en mente el tatuaje de Marine, la persona que más ha confiado en mí desde el principio (primera persona a la que tatué) y a la que me une un vínculo muy especial.

 

Ambas tenemos un estilo muy parecido y eso me dio más confianza aún, pues ella me dejó hacer volar mi imaginación.

Yo ya le había dado muchísimas vueltas a la idea y ahora había que adaptarla a su espalda, siguiendo el recorrido que marcaba su escoliosis. La segunda foto que puede verse es el boceto realizado a mano alzada directamente sobre su espalda (freehand) para estudiar dónde y cómo trabajar las formas. Marine quedó encantada y se emocionó al verse el cambio, y eso que únicamente se trataba de un boceto.

 

 

En la tercera foto puede verse el estudio realizado a partir de las radiografías que Marine me aportó. Trabajé a partir del recorrido de su columna, la invertí para compensar y modificar algunas curvaturas del boceto inicial para su optimizar el diseño.

 

 

El siguiente paso, una vez estudiadas las formas, fue orientar la mirada de cada flor, para abrir o cerrar espacios donde fuera necesario y jugar aún más con el efecto óptico. En la siguiente imagen se muestra el boceto definitivo.

 

 

Se procede a transferir el calco sobre la piel. Como el tatuaje era de gran tamaño decidí dividirlo en dos y posteriormente unirlos. En la foto puede verse el calco de la parte inferior y las lineas de contorno de la mitad superior como referencia para cuando tuviera que unir ambos dibujos.

 

 

Comencé trazando las líneas para después trabajar los detalles: sombreado raspado y hojas.

 

 

Una vez terminada la zona inferior coloqué el calco de la mitad superior, siguiendo el mismo proceso anterior.

 

 

Y aquí podéis ver el resultado final del tatuaje, así como la comparativa del antes y el después de su espalda.

 

Este trabajo estuvo lleno de satisfacciones por ambas partes. Así que… por muchos más así! =D

No Comments

Post a Comment